Ven el 26 de noviembre a la I Jornada «La mujer en los cuerpos de bomberos profesionales»

¡Inscríbete ya! 

pincha en la foto

Estadística de la situación actual de la mujer en los cuerpos de bomberos profesionales de España (año 2017)

Aunque nos parezca inverosímil, no existe en España ningún organismo público que realice estadísticas nacionales sobre el número de bomberos profesionales que se encuentran en activo en el territorio nacional y, por ende, no existe a su vez un seguimiento de la mujer y su evolución en esta profesión. Las Fuerzas Armadas, Guardia Civil, Policía Nacional, por ejemplo, disponen de observatorios de igualdad que tienen por objeto la construcción de un sistema de información con capacidad para conocer la situación de las mujeres respecto a la de los hombres, y el efecto de las políticas institucionales, puestas en marcha para promover la participación de las mujeres, en un plano de igualdad. Eso nos lleva a pensar que, en los servicios de extinción de incendios, no se ha puesto en marcha ninguna política institucional, ya que las cifras son irrisorias.

Hombres

Mujeres

¿Cómo se han obtenido los datos de esta estadística?

1) De forma directa de los servicios de bomberos.

2) De las últimas relaciones de puestos de trabajo realizadas en los mismos, extrayéndose los datos relativos al número de hombres y mujeres del total de las plantillas operativas de cada servicio.

Conozcamos cuales son las cifras de los bomberos profesionales en el  año 2017:

En España hay aproximadamente un total de 20.041 bomberos profesionales, repartidos en 133 servicios de bomberos en todo el territorio nacional. Teniendo en cuenta la población española, disponemos de un bombero por cada 2.322 habitantes.

El índice de hombres bombero en España es de uno por cada 2.342 habitantes, y el de mujeres bombero una por cada 278.393 habitantes, es decir, una proporción 118 veces inferior que el de hombres.

Del total de efectivos profesionales en España únicamente 168 son mujeres; Un 0,83%. No obstante, este porcentaje disminuye hasta el 0,46% cuando se tienen en cuenta únicamente las mujeres de la escala operativa, es decir, que ocupen puestos como bombera/bombera conductora.

Por tanto, del total de mujeres, tan sólo 92 ocupan plazas en la escala básica. El resto ha accedido u ocupa puestos en las escalas superiores de mando, cuyo modo de acceso es distinto y no requiere, en la mayoría de casos, pruebas físicas del nivel que se exigen en la escala básica.

En otros cuerpos de la Administración española, los porcentajes de mujeres son muy superiores. Los Mossos d’Esquadra tienen en su plantilla el 20%  de mujeres, en la Policía Nacional hay en torno al 13%, en las Fuerzas Armadas, el 12,5%, y en la Guardia Civil, el 7,6%. En la última oposición de la Policía Municipal de Madrid tomaron el cargo un 15% de mujeres.

En muchos países, como Australia, Francia, Gran Bretaña, EEUU, Japón,  etc. las cifras de las mujeres bombero son más elevadas. Para poner algunos ejemplos, en ciudades como San Francisco, la mujer representa el 16% del total. En Tokyo trabajan 1.200 bomberas profesionales que serían el 6,4% del total y en  Staffordshire (Inglaterra), la cuota es del 8%.

Ante esta aplastante realidad paralela de participación femenina en otros países, tendríamos que analizar cuales son las barreras que encuentran las mujeres en España para acceder a esta profesión.